. .

Para vivir

Herramientas para superar todas las pruebas:

La Eucaristía

Uno de los principales apoyos en el sufrimiento del seminario mártir fue la Eucaristía que recibían sin que los milicianos lo supieran, escondida entre el pan que cada día les entregaban para comer en una cesta. Fue un verdadero alimento de consolación y fortaleza que les permitía cada día permanecer unidos a Jesús. Como Claret.

La comunidad

Entre la comunidad del seminario claretiano de Barbastro, surgieron dudas, y miedos que casi llevaron a abandonar este testimonio de fe a alguno de sus miembros. Ante estas circunstancias, otros miembros de la comunidad escucharon y acompañaron. La presencia y compañía de otros hermanos permitieron a todos sus miembros la fidelidad a la fe hasta dar la vida.

La oración

A lo largo de los años en el seminario, los jóvenes seminaristas descubrieron que la oración era la principal motivación para ser misionero. Por eso, durante sus días de cautiverio, este encuentro con Jesús se incrementó, orando a lo largo de todo el día y de forma concreta, unos por otros.

El Corazón de María

La presencia de la Virgen fue algo muy fuerte en los días de cautiverio en el salón de los escolapios. A ella acudían continuamente, mediante el rezo del rosario y otras oraciones, y a ella le pedían permanecer fieles hasta el final. Sin duda alguna la experimentaron como madre en estos días de dolor, y también como ejemplo de sufrimiento y fidelidad.

El perdón a los enemigos

Como muchos otros cristianos, y siguiendo el ejemplo de Jesús en la cruz, los Mártires claretianos de Barbastro perdonaron una y otra vez a sus captores y asesinos, a los cuales no guardaron rencor por lo que estaban haciendo con ellos. Esta fue una acción que a los mismos milicianos sorprendió. Los Mártires fueron hombres de bondad y perdón hasta el final.

El amor entregado

El amor significa dar y recibir. Entregarse, preocuparse por el otro, servirle... dar la vida. Con los cercanos, con los lejanos, con los empobrecidos, con los últimos. A la mayoría de los seguidores de Jesús se nos pide entregarnos en el día a día. A algunos se les pide de golpe, como le pasó al Maestro. Los que han sido capaces de dar la vida por Jesús en un día, seguro que es porque ya la habían dado cada día. Como Jesús.

X
Suscripción boletín AcyMailing

Utilizamos cookies para poder ofrecer nuestros servicios. Al continuar navegando, acepta el uso que hacemos de las cookies. Puede obtener más información visitando nuestra política de cookies.

Acepto las cookies de este sitio web.

EU Cookie Directive Module Information